Se trata de un tipo de arquitectura que es respetuosa con el medio ambiente mediante la cual se aprovechan los recursos naturales existentes, consiguiendo reducir la utilización del consumo energético. 

Además de conseguir una vivienda más natural y sostenible, las personas que la habitan verán reducido el gasto económico. 

Hay que tener en cuenta varios factores fundamentales a la hora de diseñar y construir una casa de este tipo:

  • La conservación del factor térmico, tanto en invierno como en verano mediante la utilización de los materiales y aislamientos adecuados.
  • La orientación de la construcción de la vivienda y de sus ventanas.
  • El uso de elementos exteriores como persianas, toldos y pérgolas.

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted